Website counter

martes, 17 de julio de 2012

Y tu seras mi Iglesia


“La Iglesia siempre nos enseñó a creer, pero nunca a pensar” (Revista La Lupa – Santiago del Estero)

de Fundación Diálogo, el Lunes, 16 de Julio de 2012 a la(s) 7:14 ·
“La Iglesia siempre nos enseñó a creer, pero nunca a pensar”
(Revista La Lupa – Santiago del Estero)

          El llamado a la desobediencia, la práctica homosexual y el descontento de muchos feligreses por el posicionamiento conservador que caracterizó a la Iglesia Católica del país y de Santiago,  fue tema de análisis por el prestigioso teólogo, en un mano a mano con La Lupa.
         “Para poder enseñar la Biblia libremente, renuncio a la Iglesia Católica”, había expresado hace un par de años atrás el reconocido teólogo santiagueño de prestigio internacional, Ariel Álvarez Valdés, al dejar sus hábitos de sacerdote, tras realizar una serie de formulaciones sobre la Biblia, y que generaron cierta controversia con el Vaticano y particularmente con el Obispado de Santiago del Estero.
           No obstante, consciente de su misión católica, el teólogo creó la Fundación Diálogo, “como una manera de pretender suscitar y promover un intercambio de miradas entre las diversas formas de conocimiento humano y la fe que procede de la revelación cristiana”, según explica el sitio web de la fundación mencionada. 
          Desde su creación, la Fundación Diálogo proyectó realizar varias actividades a lo largo del presente año, tanto en Santiago del Estero, como en el resto del país, y en el exterior.
           Apelando a su conocimiento sobre las Sagradas Escrituras Sagradas, La Lupa entrevistó al teólogo sobre a algunos temas que siempre generaron discusión en el seno de la iglesia católica argentina.

¿Qué opina del movimiento de sacerdotes que convoca a un “llamado a la desobediencia”?
  • A.V.: Es un movimiento surgido en Austria en el año 2006, y veo que está tomando una fuerza enorme. Actualmente lo integran más de 400 sacerdotes, y en estos días otros 170 sacerdotes de Alemania también se han sumando. Va recibiendo apoyo en todo el mundo, y varios obispos los acompañan. Creo que es una medida dolorosa, pero necesaria en nuestra Iglesia, ya que la jerarquía se ha cerrado a cualquier diálogo, a cualquier tipo de apertura, y hay mucho cansancio y desánimo en los católicos que buscan y luchan por una Iglesia mejor.

¿Qué es lo que piden los integrantes del movimiento?
  • A.V.: Piden que la Iglesia debata y se ponga al día en cuestiones importantes, como el sacerdocio femenino, la comunión a los divorciados vueltos a casar, la incorporación de los laicos en la predicación y administración de los sacramentos cuando no haya sacerdotes, el celibato optativo, y el respeto por la unión de homosexuales.

¿Cree que los reclamos de este movimiento son correctos? 
  • A.V.: Creo que sí. Porque la peor política que puede asumir la jerarquía de la Iglesia, es la de no debatir ni conversar los temas. Y en la Iglesia hay muchos temas que hoy resultan “intocables”, como el de los anticonceptivos, la eutanasia, el aborto. Los católicos llevamos años esperando un debate serio y actualizado sobre estas cuestiones, pero la jerarquía prefiere “imponer” su opinión, sin hablarlos ni discutirlos. 

¿Por qué hay que debatir esos temas?
  • A.V.: Porque con el tiempo estamos comprendiendo mejor el Evangelio de Jesús, y nos damos cuenta que lo que hoy predica la Iglesia no es lo que predicó Jesús. La Iglesia prohíbe el divorcio y nuevo matrimonio, cuando Jesús nunca lo prohibió, y el Nuevo Testamento lo permite en varios casos. La Iglesia condena la práctica homosexual, cuando Jesús en el Evangelio hizo un milagro a un homosexual, sin inmiscuirse en su condición de diferente. La Iglesia condena los anticonceptivos cuando, según la carta a los Hebreos, Dios fue el primero en realizar una “planificación familiar”. La Iglesia impide el sacerdocio de las mujeres, cuando Jesús tuvo discípulas mujeres que predicaban, curaban y hacían milagros al mismo nivel de los discípulos.

¿La estructura de la Iglesia también habría que debatirla?
  • A.V.: Sí, creo que la actual estructura de la Iglesia hoy es obsoleta. Nos enseñaron que Jesús nombró a Pedro como primer Papa, y hoy sabemos que no es así. En la Iglesia no hubo papas hasta el siglo II. Lo mismo ocurre con los sacerdotes. Se piensa que fueron creados por Jesús durante su vida, pero el sacerdocio en la Iglesia, tal como lo tenemos, también se remonta al siglo II. Yo creo que la Iglesia en algún momento debe replantearse si la estructura actual que tiene sigue siendo válida, o debería estructurarse de un modo más adecuado, quizás sin un Papa monárquico, ni sacerdotes célibes. Y esto no iría contra ningún dogma,  ya que esos cargos fueron creados por la Iglesia, no por Jesucristo. Pero para eso hace falta un debate serio y profundo.

¿Qué más le hace falta a la jerarquía de la Iglesia?
  • A.V.: Podría agregar que necesita en forma urgente credibilidad, que la ha perdido hace tiempo, por su falta de transparencia y sus intereses económicos. En estos meses han salido a la luz las noticias de las facciones de cardenales del Vaticano, incluso con nombres propios, que son el cardenal Bertone y el cardenal Sodano, que están luchando para poner en altos cargos a sus propios partidarios, y para ello buscan desacreditar a los otros cardenales. ¿Qué tiene que ver esta lucha oculta de poderes con Jesús de Nazaret, que murió pobre y desnudo?

¿Los descontentos en la Iglesia también se encuentran en nuestra provincia?
  • A.V.: Sí. Lo vemos en la cantidad de gente que lamentablemente ha dejado de asistir a misa, que se ha alejado de la Iglesia, que se ha pasado a alguna secta, o que directamente ha abandonado la fe. Los porcentajes son muy altos.

Usted ha creado en Santiago del Estero una Fundación para el Diálogo entre la ciencia y la fe. ¿Qué persigue con ella?
  • A.V.: Justamente lo que queremos, los miembros de la Fundación, es fomentar el diálogo en la Iglesia, es decir, la interacción entre fe y mundo moderno. La Iglesia siempre nos enseñó a creer, pero nunca a pensar. Eso ha hecho que, cuando se genera un debate sobre algún tema, la Iglesia siente que la están atacando. Cualquier discrepancia se la toma como un “ataque”, cuando es parte de la pluralidad en la que vivimos. Nuestro mundo es cada vez más complejo y ramificado, mientras que la Iglesia predica una visión monotemática y simplista de la fe.

¿Qué interés en particular le despertó la figura de Juan el Bautista para escribir un libro?
  • A.V.: La figura de Juan el Bautista es fascinante. Nosotros los cristianos la tenemos un poco diluida y desdibujada, porque en los Evangelios aparece como el simple “precursor” de Jesús, un subordinado a él. Sin embargo Juan fue el que despertó en Jesús su vocación religiosa, y su pasión por el Reino de Dios. Según los mismos Evangelios, Jesús aprendió muchas cosas de Juan, como por ejemplo a orar de una manera nueva, a predicar, y a preparar los corazones de la gente para recibir a Dios

  • Quién es Ariel Álvarez Valdés
Nació en Santiago del Estero, Argentina en 1957. Es Licenciado en Teología Bíblica por la Facultad Bíblica Franciscana de Jerusalén (Israel), con la distinción “Summa cum Laude”, y Doctor en Teología Bíblica por la Universidad Pontificia de Salamanca, donde obtuvo la máxima calificación por su tesis “La Nueva Jerusalén ¿Ciudad celeste o ciudad terrestre?”.
Fue hasta 2008, profesor de Sagradas Escrituras en el Seminario Mayor de Santiago del Estero, y de Teología en la Universidad Católica de la misma ciudad. En 1996 fue incorporado a la Asociación Bíblica Italiana, y en 1998 fue designado miembro honorario del Instituto de Filosofía del Derecho de la Universidad de Lomas de Zamora. En el año 2003 fue incorporado a la Asociación Bíblica Española.
Durante 2009, ha participado del ciclo de conferencias científicas “Descubriendo Universos” que se realizaron la ciudad de Buenos Aires, La Plata y Córdoba, debatiendo con reconocidos científicos como el físico Dr. Marcos Machado y la Bióloga Dra. Alicia Massarini sobre el origen, la evolución fin del universo según la física y los libros sagrados, así como sobre la teoría de la Evolución y su camino de transformación. A Dicha iniciativa se adhirieron el Centro Cultural Recoleta y CEDIP, la Facultad de Ciencias Astronómicas y Universidad de La Plata (UNLP), el Planetario, el Centro la CONAE, la Fundación DECYR, SOBICAIN y editorial Clarín.

  • Divulgación de los estudios bíblicos
Desde hace varios años, Álvarez Valdés ha consagrado su vida a la divulgación popular de la investigación científica de la Biblia, a través de escritos y conferencias en la Argentina y en el extranjero. Hasta el presente, cuenta con más de 1.800 publicaciones sobre temas bíblicos, en unas 90 revistas de diversos países como ser Alemania, la Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Israel, Italia, México, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Rumania, Suiza, Ucrania, Uruguay, Venezuela, lo que lo convierte en uno de los biblistas más prolíficos.
Muchos de sus artículos han sido traducidos al italiano, inglés, francés, alemán, flamenco, ruso, ucraniano, rumano, chino y portugués. Ha dictado conferencias y cursos bíblicos en España, Ucrania, Chile, Perú, Colombia y México.
Su tarea como divulgador y pensador de la nueva teología bíblica le valió el mérito de ser incluido en el reciente “Diccionario de Pensadores Cristianos”, publicado por la editorial Verbo Divino, que recoge la vida y obra de unos 1.150 pensadores cristianos.


-- 
Website counter